Jueves, 06 de Octubre de 2022

Laringectomía, qué es

Destacado Laringectomía, qué es

Mayo Clinic usa impresiones tridimensionales como una nueva opción para restablecer la laringe después del cáncer o de un traumatismo. El Dr. David Lott, otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello en la institución, es un experto que puede hablar acerca de un procedimiento pionero que usa implantes biológicos trimensionales e ingeniería de tejidos para regenerar la laringe.

Además, el Dr. Lott es director adjunto del Centro para Medicina Regenerativa en Mayo Clinic de Arizona. El centro apoya su trabajo como parte del objetivo de ofrecer nuevos tratamientos para pacientes con enfermedades raras o complejas.

“En mi laboratorio, hemos adoptado el dicho 'regenerar la esperanza, restaurar vidas'. En el pasado, la única opción era extirpar toda la laringe; pero con los nuevos instrumentos regenerativos de alta tecnología, ahora podemos extirpar solamente la parte enferma y conservar la porción sana de la laringe. Vemos muchos pacientes para quienes un cierto nivel de regeneración de la laringe puede ser beneficioso”, dice el Dr. Lott.

También puedes leer. Envejecer saludable comienza con la nutrición. https://revistafactorrh.com/bienestar-24-horas/item/8062-envejecer-saludable-comienza-con-la-nutricion

Después de la cirugía para extirpar la laringe (un procedimiento que se conoce como laringectomía), los pacientes deben respirar a través de un orificio en el cuello. Aún las tareas simples como ducharse se vuelven complicadas. Por ejemplo, si entrase mucha agua en el orificio del cuello, podría provocar ahogo.

Sin la laringe, la comunicación debe adoptar una nueva forma que prescinda de las cuerdas vocales. Algunos aprenden a hablar a través de un dispositivo mecánico que emite una voz robótica o a forzar el paso del aire a través de la garganta para hablar, un tipo de «habla como si estuviera eructando».

Superar los retos de la regeneración

La laringe es un órgano delicado que está compuesto de tejido y cartílago intrincadamente construidos para ayudar con la respiración y el habla. Antes de la cirugía, el equipo del Dr. Lott obtiene una tomografía computarizada para medir con precisión el área afectada por la enfermedad o la lesión. Con base en ese estudio, se hace la bioimpresión de una estructura tridimensional con la forma del tejido extirpado.

Luego esta estructura se implanta en el paciente y se cubre de músculo. La tecnología de bioimpresión tiene el potencial de regenerar células y vasos sanguíneos, así como de integrarlos en la estructura, restaurando la función natural.

“Uno de los mayores retos del implante tridimensional es asegurarse de que las células sobrevivan el tiempo suficiente para que el flujo sanguíneo del propio cuerpo crezca al interior de la estructura y regenere el tejido. El segundo reto es implantar una réplica exacta de lo que se extirpó en la cirugía pues aún una diferencia de uno o dos milímetros en el alineamiento de las cuerdas vocales puede afectar la capacidad de deglutir o de hablar”, señala el Dr. Lott.

Mientras se espera que la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos apruebe esta tecnología, el Dr. Lott y su equipo desean ayudar a la gente a través de una versión modificada del implante. Esta versión permite que se construya la estructura específica para cada paciente, pero emplea técnicas de cirugía más tradicionales para cubrirla. Varias de estas estructuras se implantaron en pacientes sometidos a cirugía de laringe o de tráquea.

No hay que forzar las cosas

Antes de la tecnología de impresión tridimensional, las opciones para los pacientes eran limitadas: una era extirpar la porción enferma de la laringe y dejar un espacio cubierto por músculo; otra era obtener hueso de alguna parte del cuerpo y tratar de amoldarlo para que encaje en la laringe.

«Eso era como tratar de forzar las cosas y requería múltiples cirugías de revisión. La gran mayoría de los pacientes optaba por la extirpación completa de la laringe en lugar de pasar por un procedimiento prolongado de reconstrucción», indica el Dr. Lott.

Los implantes parciales de laringe están sentando las bases para los primeros trasplantes de laringe en Mayo Clinic. El Dr. Lott y su equipo cuenta con la aprobación de La Red Unida para la Compartición de Órganos (UNOS, por sus siglas en inglés) como el primer programa de trasplante de laringe en el país.

«Esto aporta más instrumentos a la caja de herramientas de la medicina regenerativa. Con la ingeniería de tejidos y la impresión tridimensional, sólo se puede regenerar un poco más de la mitad de la laringe; pero un trasplante puede, potencialmente, restaurar o remplazar toda la laringe y así ofrecer nuevas opciones a un grupo de personas que requieren una laringectomía total». señala el Dr. Lott.

El Dr. Lott evalúa a pacientes para el programa de trasplante de laringe. Los más aptos son aquellos que tienen daño en la laringe o han estado libres de cáncer durante al menos cinco años.

Modificado por última vez enDomingo, 25 Septiembre 2022 08:33

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: